Adivinanzas para niños cortas y fáciles

De   junio 23, 2022

Las adivinanzas para niños cortas y fáciles son actividades perfectas para ejercitar la mente de tu hijo o alumnos. Nuestros cuestionarios con respuestas cubren un nivel bajo de dificultad. Sin embargo, todos son breves y fáciles de leer y comprender. Entonces, ya sea en casa o en el salón de clases, puedes desarrollar habilidades de pensamiento y razonamiento en niños.

¿Qué son las adivinanzas para niños cortas y fáciles?

Los juegos de adivinanzas para niños no son más que un entretenimiento donde alguien hace una pregunta y otros la responden para adivinar de qué se trata. Los acertijos dados en este artículo se agrupan como sencillos de dificultad baja. Son aptos para los más pequeños o para aquellos que quieran divertirse un rato.

¿Son cuestionarios cortos con respuestas? Sí, las adivinanzas siempre tendrán una respuesta, pero la longitud de la pregunta no siempre está directamente relacionada con la dificultad de la pregunta. A veces encontrarás acertijos cortos y fáciles para niños y otras veces encontrarás acertijos más largos que son más difíciles de resolver.

Las respuestas a menudo están relacionadas con cosas cotidianas que los infantes conocen y usan todos los días. También algunas son con partes del cuerpo humano para facilitar sus respuestas.

¿Qué aporta este juego en niños?

Este breve y fácil juego de adivinanzas traerá muchos beneficios para los más pequeños. Lograrán ampliar el vocabulario, entrenando la mente y memoria para desarrollar una agilidad mental diaria. Además de que es advertido y ayuda a que los niños socialicen con los demás compañeros durante clases.

¿Cómo jugar?

Para jugar con niños tendrás que leer atentamente la descripción de la adivinanza y estar atento hasta que den una posible respuesta que coincida con la descripción. Si ninguno de los adivinadores logra acertar, puedes usar pistas para acercarlos a la solución. Luego podrá ver que alguien responderá con éxito cada uno de las adivinanzas para niños.

Si te apetece más tarde, puedes seguir entreteniéndote con acertijos más complejos. Puesto que existen distintos niveles de dificultad para las adivinanzas dependiendo de la edad. Recomendamos intentar con ellos solo después de resolver acertijos fáciles de responder.

Así ejercitarás la mente de tus alumnos y verás lo beneficioso que son las adivinanzas para niños en el área educativa. Luego intente ver qué tan bien van con los exámenes en un tema que le atraiga: Matemáticas, frutas, comida, naturaleza, etc.

¿Con quién se puede jugar?

Puedes realizar pruebas fáciles con tus alumnos, o si eres padre puedes probar con practicar este juego con familiares o con amigos en el parque. Cualquier sitio con buena compañía sirven para divertirse. Desafía a tus seres queridos a encontrar las respuestas con estos sencillos acertijos para niños en el menor tiempo posible.

No te preocupes si los niños sólo resuelven un par de acertijos cortos al principio, porque eso es normal. Con la práctica podrán resolver todas las adivinanzas cortas que te presentamos, porque entrenan la mente.

Los acertijos con respuestas fáciles son más accesibles de lo que parecen cuando los lees por primera vez. Así que no te desanimes, piénsalo un poco y verás qué éxito tienes en obtener tus respuestas. Es hora de divertirse y aprender cosas nuevas ¿Te atreves?

Adivinanzas para niños cortas y fáciles con respuestas

  1. Tengo teclas que no son de piano y mi tamaño es pequeño.

La solución: Una máquina de escribir.

  1. Invita a tus mejores amigos año tras año, comes delicioso pastel y te diviertes.

Respuesta: El cumpleaños.

  1. Siempre abro la puerta a todos los niños. Pero se queda solo sábado y domingo.

Solución: La escuela.

  1. De vidrio y pequeño soy, méteme al hoyo para que no pierdas.

La solución: Una canica.

  1. Saludo a todo el mundo y me lo quedo. ¿Qué es?

La solución: La mano.

  1. Lo usas para escribir, tocar, apuntar y sentir.

La solución: Los dedos

  1. Tengo cuerdas y sueno muy bien. Cuando me rascan, se crean melodías.

La solución: Una guitarra.

  1. Mientras caminaba por el camino, había barriles largos que hacían mucho ruido.

La solución: Los trenes

  1. Entre muro y muro en un templo santo llama a todos con su sonar.

La solución: Una campana.

  1. Cuando tengo calor, siento frío y no siento frío sin calor.

La solución: Una sartén.

  1. Uno es alto, dos son más bajos, uno es pequeño y delgado, el otro es regordete.

La solución: Los dedos.

  1. Tengo una aguja y no sé coser, tengo números y no sé leer.

 La solución: La hora.

  1. Tiene cuatro patas y no puede caminar. Tiene cabeza y no puede hablar.

La solución: La cama.

  1. Está una culebra roja guardada en una estrecha cárcel por soldados blancos.

La solución: La lengua.

  1. Soy una copa redonda si me pones hacia arriba me veo vacía pero hacia abajo estoy llena.

La solución: El sombrero.

Calificanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *